Entrevista a Valerie Meyer, vendedora de antigüedades

El primer domingo de julio decidí visitar un vez más el Flohmarkt Kölner Südstadt, mercadillo que tiene lugar en la zona sur de la ciudad de Colonia el primer domingo de cada mes. Allí fue donde me encontré a Valerie Meyer, una señora que suponía andaba en sus 70 años, pequeña de estatura pero muy coqueta, con unos rizos rubios, de ojos azules y un maquillaje discreto pero que a la vez hacía destacar sus facciones.

Me acerqué a su pequeño pero ordenado y atractivo stand, atraída por una blazer en un color plateado con lunares azul marinos. Una blazer espectacular, de un corte impecable y con una etiqueta que aclaraba de cierto modo la calidad y diseño de la prenda: Giorgio Armani. Así fue como conocí a Valerie, como potencial compradora que acabó frustrada al ver el tallaje de la blazer y darse cuenta de que no le serviría.

Comenzamos a entablar conversación y acabé pasando con ella más de media hora. No fue difícil entrevistarla, pues la señora Meyer, al parecer, tenía ganas de charla y de hacer nuevos amigos. Le pregunté si no le importaba apuntar en mi pequeño bloc de notas sus respuestas, a lo que me contestó entusiasmada que en absoluto, que esta era su primera entrevista.

En lo que realmente me hubiese gustado escribir las respuestas de la entrevista

Una de las cosas que más curiosidad me creaba era desde cuánto había Valerie comenzado en el mundo de los mercadillos y el por qué. Me contó que comenzó con los mercadillos después de jubilarse, hace 3 años, y que lo hizo como vía de escape de su vida rutinaria y también por la pasión por la moda. La señora Meyer había trabajado muchos años en la industria de la moda, más concretamente en la producción de bolsos. Me confesó que siempre había sido muy fan de la moda y que siempre había sido una mujer coqueta y con gusto por lo elegante. Que en su juventud solía visitar otras ciudades europeas en busca de la mejor moda y de accesorios diferentes para su colección. Sin embargo, ahora, al encontrarse en su vejez, debía deshacerse de cosas de su colección privada. “Me da mucha pena vender algunas de mis prendas y accesorios, ya que llevan enlazados recuerdos preciosos, pero ¿qué otra cosa puedo hacer si solo tengo un hijo varón y él no se interesa por ellas?, me contó Valerie. Le pregunté si a alguna de las prendas o accesorios expuestos le tenía especial cariño, a lo que me contestó con una sonrisa en la cara y los ojos brillantes: “Este bolso negro me lo regaló el hombre del que me enamoré por primera vez, hace muchísimo tiempo. Un noviazgo de adolescente que aún me trae bonitos recuerdos.”

Para seguir en la misma línea, pregunté a la señora Meyer si recuerda algo especial de un comprador en particular, a lo que me contestó que una pareja apasionada de la fotografía y en busca de pequeños tesoros en el mercadillo, no solo le hicieron una compra, sino que le regalaron una pequeña fotografía Polaroid de ella y su stand, para tenerla como recuerdo. Un detalle bonito y que Valerie lo recuerda con mucho cariño.

¿Y alguna anécdota sobre otro comprador?- le pregunté. Tras unos segundos de reflexión, me contestó con ojos llenos de nostalgia: “Una vez una chica me compró nueve broches que tenía a la venta. Me dijo que era coleccionista y que los míos le parecían muy bonitos y originales. Creo que fue el cliente que más cosas se llevó en una sola compra.”

Simulación de lo que se ha llevado la compradora de los nueve broches

Eso me creó un interés acerca de qué tipo de compradores son los que suele tener, pues los mercadillos son frecuentados por muchas personas con gustos variados y necesidades diferentes. En cuanto a los que acuden al stand de la señora Meyer, hay dos perfiles básicos: gente de la misma edad que Valerie, nostálgicos que quieren recordar años pasados a través de los objetos; y aquellas personas jóvenes interesadas en la moda vintage, coleccionistas de ciertos objetos o simplemente curiosos que se sienten atraídos por modelos diferentes a los que ofrecen las grandes tiendas.

Por último, pregunté a Valerie qué compraría ella de otros vendedores, a lo que me respondió sin dudarlo: “¡Libros! Son fuente de conocimiento y en los mercadillos se pueden encontrar verdaderos tesoros. Es más, es algo que suelo comprar habitualmente.”

Ejemplos de libros tesoro que se pueden encontrar en los mercadillos

No quise entretener aún más a la señora Meyer, pues su stand estaba siendo cada vez más concurrido y los curiosos se acercaban con cada vez más frecuencia. Fue un verdadero placer pasar tiempo con Valerie, una señora encantadora. Me alejé preguntándome cuántos vendedores interesantes habrá en los mercadillos de la ciudad y me fui imaginándome historias de años atrás en las que ellos mismos entraban en contacto por primera vez con los objetos que ahora están vendiendo. No pude evitar los sentimientos de nostalgia, romanticismo y alegría al pensaren ello. ¿Cuál sería mi próxima pieza exclusiva? Por lo pronto me iría a casa con un bolso nuevo al que no me pude resistir, de un rojo potente y con unos detalles que lo hacen la pieza exclusiva perfecta. Una pieza con historia. No una de dragones ni princesas, pero sin duda una digna de ser compartida con los demás.

Castillo Drachenburg

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

¡Primer y deseado post del 2017! Aún no había tenido la oportunidad de desearos un feliz año nuevo por aquí, y es que esta es probablemente la entrada que más me ha costado escribir desde que comencé con el blog. El comienzo del nuevo año ha empezado para mi con muchos trabajos y exámenes pero viéndolo por el lado positivo es que ya he terminado con todo por este semestre, lo que es, sinceramente, una alegría y tranquilidad. Además, junto a estas preciosas fotos del Castillo Drachenburg os quería contar un poco acerca de este precioso lugar situado a las orillas del río Rin. Es por ello que decidí documentarme y leer sobre este lugar de cuento.

Un lugar absolutamente bello, que es capaz de transportarte a otra época, época en la que los lujos (y lujuria, ¿por qué no?) solo se le permitía a los de la alta burguesía y otros miembros pertenecientes a altos cargos. El camino hacia el castillo se puede hacer con un trenecito desde Königswinter, pueblo cercano a Bonn, o andando. Admito que Drachenburg me cautivó tanto que ya fui tres veces desde que vivo aquí y a pensar de solo haber explorado su interior solamente una, el camino hacia el castillo te deja sin aire (y además, literamente, ya que las cuestas que hay para llegar deben tener unos 20º y te dejan asfixiado por muy deportista que tú seas, haha). La cuestión es que solo visitando los alrededores del castillo ya consigues satisfacer la saciedad de lo diferente, de lo innacesible, del gusto por el pasado y también de un aire puro, de montaña. Si consigues pasar por sus puertas, una sensación indescriptible inundará tu cuerpo. O será que yo soy muy rara y los castillos y lo antiguo me vuelven loca. La cuestión es que es imposible que dejes pasar desapercibidos esos cuartos absolutamente impecables, con papel de pared en estampados nunca vistos, con unas cortinas infinitas y con muebles hechos con los mejores y más finos materiales.

Sin duda es un lugar que se queda grabado no solo en tu memoria, sino en tu retina. El castillo es impresionante y las vistas desde su interior son inmejorables: el río, la montaña, la ciudad abajo…Además, Lana y yo fuimos poco antes de Navidad, cuando tenían organizado en los jardines no solo un mercadillo navideño y puestos con comida típica y Glühwein, sino que también su salas estaban llenas de decoración navideña y de diversas piezas de arte hechas por artesanos. Drachenburg está abierto al público casi todo el año, y si bien es cierto que hasta marzo no comienza la temporada de verano, sí que suelen hacer diversas actividades que darán paso al castillo fuera de la temporada normal. Desde mitades de febrero hasta finales de marzo el castillo abrirá los fines de semana y estará magníficamente iluminado, tal como cuando estuvimos nosotras en navidades y como podéis ver en las fotos.

Tampoco quería pasar por alto algunas curiosidades acerca del castillo, pues me parece muy interesante que a pesar de tener un aspecto medieval, el castillo fue construido en el siglo XIX, concretamente en 1882, a cargo del barón Stephan von Sarter, figura y banquero importantísimo de la época, que nació en Bonn pero vivió gran parte de su vida en París. Él mandó construir el castillo y eso se cumplió en tan solo dos años, algo impensable si nos remontáramos al período medieval. Sarter quería hacer del castillo su residencia de verano, pero dicho deseo jamás se cumplió y el castillo nunca llegó a ser una vivienda propiamente dicha. Se pensaron en muchas variantes para las que podría servir y si bien es cierto que había propuestas de ser abierto al público, no fue hasta 1973 que eso se cumplió. A comienzos del siglo XX fue un hotel, pero al no tener demasiado éxito, el lugar fue abandonado, hasta que en1930 (y hasta1940) abrieron allí una escuela católica. En 1942 se convirtió en una escuela de Adolf Hitler, lugar donde se entrenarían a los próximos líderes del país. Sin embargo, con la llegada de la guerra el sitio fue destruido parcialmente, y no fue hasta 1986 que lo declararon como patrimonio. Años más tarde, concretamente en 2003 comenzaron las restauraciones de manera más intensa para, finalmente, ser abierto al público como se nos presenta hoy día en 2010.

Pero quizás una de las grandes preguntas en la historia del Castillo Drachenburg es “¿Y por qué fue construido allí?” Cuenta la leyenda que en la montaña Drachefels (que significa, literalmente, “roca de dragón”) Sigfrido mató a un dragón que vivía en una caverna allí mismo, para luego terminar bañándose en su sangre y convirtiéndose en una persona invulnerable. Además, en la cima de la montaña podemos observar las ruinas de un antiguo edifico, castillo que data desde 1140 y que sirvió para controlar todos aquellos barcos que cruzaban el Rin. Quizás por ello el barón Sarter sintió especial interés por esta ubicación y la vio como la perfecta para su castillo.

En resumen, un lugar que puede tanto llevarte a un cuento de hadas como incluso a un libro de Agatha Christie, diría yo. Un castillo que creo que puede competir perfectamente con el famoso Neuschwanstein, tanto en su belleza interior y exterior, así como también en su paisaje. En cuanto a mi look para la ocasión, decidí ponerme este abrigo tan femenino y con un corte estilo peplum de Rosegal. Además, me encanta que tenga cordón y también hombreras, creo que le dan un toque especial y diría que hasta vintage. Para acompañarlo, un sombrero cool y que además me protegía del frío y una bufanda en colores tierra. Unos vaqueros negros y mis botas comodísimas en color gris han sido todo lo necesario para disfrutar del día en el castillo. No dudéis en echar un vistazo a la web, tienen cosas chulísimas y además, buenas rebajas.

Espero que disfrutéis mucho de las fotos y que todas estas curiosidades os parezcan interesantes. Además, aprovecho para inaugurar una nueva sección en el blog: “Cologne Travel Guide“, un apartado donde iré añadiendo artículos no solo con lugares que visitar en Colonia y sus alrededores, sino también dónde ir a comer y qué otras actividades de ocio se pueden disfrutar en esta magnífica ciudad al oeste de Alemania. Espero con mucho entusiasmo vuestros comentarios acerca del post y de qué os parece la nueva sección. 

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

First post of 2017! Until now I didn’t have the real opportunity to wish you all a Happy New Year here on the blog, so that’s the first thing I wanted to say. Nevertheless I have to admit that this is probably the post that took me longer to edit since I started this blog adventure. That is manly because I didn’t want just to show you some beautiful pictures we took at the Drachenburg Castle, but I also wanted to communicate more through this article. I wanted to share with you my thoughts on this charming place based close to the Rhine river.

Such a beautiful place this castle is, that is capable to remote you to an entirely different era, times when luxury was dedicated only to those from the high bourgeoisie or in other high charges. The way to the castle can be done by a train you can catch in Königswinter, village where the castle is located or you can go by foot (even though I have to say it’s not easy way, the tilting road will cause you a little bit of sweat and soreness). The thing is that even if you decide not to go into the castle, you will be mesmerized by the unsual place, the views and its fresh mountain air. And if you do decide to go in, well, let me tell you that’s a whole other story. I am sure that you will not only love the castle, but you will also be impressed by all the amazing wallpapers, endless curtains and the most delicate yet perfect furniture you will ever see.

I totally asure you that this place will remain in your mind for a long time. My friend Lana and I went just before Christmas time and the thing is that they had a Xmas market in the gardens, with all its traditional food and Glühwein. The rooms inside the castle were also set in a xmasy mood and they were filled with beautiful crafted pieces. Drachenburg is opened to the public almost all year around, but I have to warn you that the next seasons starts only in March. Nevertheless, beginning in mid-February up to the end of March they will open during weekends because of the Lights Festival, and the castle will be as beautiful and full of color as you can see in the pictures below.

I also want to share with you some fun facts about this charming castle. Even though it has a medieval vibe, the castle was actually built in the XIX century. Famous baron Stephan von Sarter wanted a castle as his summer house and even though it was built in only two years, he never managed to move in. Sarter was born in Bonn, but he was doing all his life and business in Paris. Because he didn’t get the chance to live there, the new owners start questioning themselves on what to do with the building, and even though they decided that it would be a good idea to open it for the public people, that didn’t happen until 1973. At the beginning of the XX century, the castle was a hotel but due to its lack of success, they closed it. From 1930 up to 1940, Drachenburg was a catholic school and in 1942 they decided to change it to an Adolf Hitler school, where the next liders of the nation would be educated. But because of the II World War, that didn’t stay like that for long and some parts of the castles were even destroyed. In 1986, the public administrations from North Rhein-Westfalia decided that is was heritage and the restaurations start years later, to finish them in 2010 and give access to the public up to nowadays.

To sum up, Drachenburg is a must-to-go if you are in Cologne and surroundings. I would say it can make you go back to past, to a fairytale or even to an Agatha Christie book. Drachenburg is a castle that I totally believe could compete with Neuschwanstein, not only because its beauty but also because of the views. For the trip I decided to wear my new Rosegal coat, a super feminine one, in a green color with a soft peplum shape and beautiful shoulders. I paired it with a black had, a huge scarf, just a simple pair os black jeans and my comfy grey booties. Don’t hesitate to check out Rosegal’s website, they have beautiful pieces and right now they have great sales also. You can find my coat here.

I hope you to enjoy this pictures and to find all this fun facts interesting. Moreover, I want to share with you that a new section has just been opened on the blog: Cologne Travel Guide. This will be a little guide shaped as articles with recommendations on what to do or where to eat here in Cologne. I think this could be very interesting for you in case you are wandering around. I am looking forward to read your comments and let me please know what do you think also about this new section.

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

 

Picnic

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

Comienzo de una nueva semana pero una semana con peso. El momento de la mudanza ha llegado y tras pensar con mucho detalle como meter cada ropa, accesorio y trocito de Málaga en mis maletas, toca partir. Más sobre esto os contaré en breve pero si no os queréis perder nada, estad atentos a mi Instagram, lo retransmitiré todo en los posts y también en stories.

Mientras tanto quiero compartir con vosotros una de mis sesiones favoritas desde que tengo el blog. Hacía muchísimo que tenía ganas de simular un picnic, hacer muuuuchas fotos bonitas y acabar comiéndome todas las delicias presentes. Y eso es precisamente lo que hicimos Kanszei y yo a comienzos del mes de julio. En pleno verano y a las cuatro de la tarde nos plantamos en un parque con césped bonito y nos pusimos a sacar fotos. Además, acababa de comprarme esta maravilla de vestido en las rebajas de Zara y era el vestido ideal para la ocasión. Además, después de unos cuantos meses de trote, os confieso que es de lo más versátil, perfecto tanto para ocasiones más especiales, complementándolo con accesorios románticos y femeninos como para looks más de diario, con zapatillas blancas y un shopping bag. El sombrero es otra de mis compras estrellas del verano. Un día de recados lo vi en un escaparate de una tienda que vende lana e hilos para ganchillo y también hace cursillos para aprender a tejer. Me llamó tanto la atención que entré a preguntar si estaba a la venta y la primera reacción de la dueña fue curiosa. El sombrero no estaba en el escaparate con propósito de venta, pero me vio tan entusiasmada que decidió vendérmelo. Lo que viene siendo… ¡que tenía que ser mío!

Espero que disfrutéis mucho de estas fotografías y que os sirvan de inspiración. Además, aún estáis a tiempo para hacer un picnic y disfrutar de la naturaleza y de buen picoteo. Quedo con mucho entusiasmo y ganas a la espera de vuestros comentarios. ¿Qué os han parecido las fotos? ¿Y el look? 

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

@diannetho en sesión de fotos con picnic, look femenino y cámaras vintage

Eventos

Ya estoy de vuelta de mi viaje a París y solo puedo decir que me ha cautivado por completo. París me ha robado el corazón en tan solo cuatro días y me ha dejado con ganas de más. Pero sobre esto ya os hablaré más próximamente, tengo mucho que contaros y muchísimas fotos que compartir con vosotros. Si queréis ver un pequeño preview, podéis encontrar algunas fotos en mi Instagram.

Pero mientras, quiero compartir con vosotros fotos de los últimos eventos a los que tuve el placer de asistir: uno de bloggers solidarias organizado por Eventemmalaga y otro showroom y bra fitting organizado por Gisela. En el primero de ello pudimos disfrutar de una velada muy amena y divertida. Nada más llegar teníamos preparadas un par de charlas, una sobre maquillaje dada por Dora Makeup, otra sobre las últimas tendencias en peinados y coloración impartida por Pablo Peluqueros y una última sobre moda y complementos impartida por Pepa Ruiz. Durante las charlas pudimos disfrutar de deliciosos cócteles preparados por Poppins y vasitos con frutas ricas y frescas de Hnos. Gallego Fdez. También nos prepararon un desfile de tocados y zapatos de María José Escribano y después de eso vino mi momento favorito de la noche: la actuación de Encarni Navarro. Nunca la había llegado a ver o a escuchar pero admito que me gustó muchísimo. Su buen rollo, sus bromas, su voz, su arte…Disfrutamos mucho del espectáculo y tanto que al final hasta acabamos cantando y bailando también. Yo fui al evento con mi madre y de paso aprovecho para enseñárosla por aquí, que hace mucho que no lo hago, hehe. Además, durante la actuación de Encarni Navarro se sortearon cinco tarjetas en valor de 200€ para Lux Hoteles y nosotras tuvimos la suerte de ser las ganadoras de una de dichas tarjetas. Gracias a Emma por la invitación al evento, esperamos el próximo.

Para la ocasión elegí mi falda larga de la cual os hablé en los favoritos del mes de abril y la cual ya os había enseñado aquí, con un top de hombros caídos hecho por mi madre. Después de tanto tiempo haciendo faldas ha decidido atreverse con los tops y este ha sido el primero que me hizo. Este tipo de blusas con los hombros caídos están muy en tendencia esta temporada, así que nos apetecía probar y lo cierto es que el resultado nos encanta. En cuanto a complementos, este collar de perlas me pareció ideal para el conjunto, ¿no creéis?

IMG_0387

IMG_0388

IMG_20160416_202712

IMG_20160416_182825

IMG_0393

IMG_20160416_211006

IMG_0397

IMG_20160416_225405

El siguiente evento del cual os quiero hablar es del showroom y bra fitting que organizó Gisela hace unas semanas en La Térmica, en el centro de Málaga. Ese día yo estuve trabajando en un congreso de traductores e intérpretes, así que solo pude escaparme un rato y es por ello que no tengo a penas fotos. Sin embargo, mis experiencias previas con Gisela habían sido geniales y no podía perderme la ocasión. Todas las chicas fueron geniales y muy amables, además de que el sitio estaba decorado muy bonito y hasta tenían mis galletas preferidas, haha. Fue la primera vez que en un evento me encontré con unas galletas suecas de avena y aunque pueda parecer una tontería, eso ya me hizo feliz, haha. Si es que no se necesita mucho para crear momentos de felicidad, ¿no creéis? Además, al final del evento nos obsequiaron con un bonito detalle, así que aprovecho la ocasión para dar las gracias a Gisela por la invitación y por contar una vez más conmigo.

IMG_20160407_185230

IMG_20160407_184919

IMG_20160407_185239

IMG_20160407_185248

IMG_0404

Espero que este post os haya parecido interesante y estad atentos al blog porque pronto saldrá a la luz una sesión muy especial y diferente que hicimos y que estoy segura que os sorprenderá. ¿Qué os ha parecido mi look para el primer evento? ¿Conocéis la marca de lencería Gisela?

Irresistible Me

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

Las extensiones están de moda. Si bien es cierto que esta moda empezó hace ya algunos años, parece ser que últimamente buscamos cada vez mejores productos y es casi requisito imprescindible que estas sean de pelo natural. En mi caso, nunca había probado unas extensiones y también debo admitir que nunca me han llamado demasiado la atención (será porque no suelo innovar mucho con mi pelo), pero en cuanto contactaron conmigo desde Irresistible Me para ofrecerme a probar unas, no pude resistirme. Además, me dijeron en todo momento que lo que debía exponer es mi sincera opinión y no por ser un regalo deba hablar obligatoriamente de manera positiva. Quizás este fue uno de los factores que me animaron a probar unas extensiones suyas. No tenía nada que perder, ¿verdad?

Debo empezar contándoos que la atención que tienen es fabulosa y casi que me atrevería a decir que de las mejores con las que me he encontrado nunca. Cualquier duda sobre largo o gramaje, color de pelo o textura te la resuelven en un instante y sin problemas. Pero mi sorpresa no quedó ahí. El envío tardó tan solo unos días, creo recordar que tres o cuatro, cosa muy positiva teniendo en cuenta que vienen desde la otra punta del mundo. En la caja (la cual es toda una monada, por cierto) venía el paquetito con las extensiones pero de una manera muy ingeniosa. A la derecha había una pequeña extensión que sirve para ver si realmente hemos acertado con el color y la largura deseada y a la derecha vienen el resto de las extensiones, selladas. Eso es en el caso de que nos hayamos equivocado y queramos devolver el producto, que este no quede totalmente estropeado. Además, en la caja también vienen unos clips de repuesto. En cuanto a la extensiones en sí, me han dejado totalmente boquiabierta. Son de pelo natural, suaves, preciosas y son exactamente de mi color. No pensé que fuera a acertar tan bien, aunque me sirvió mucho ver en la web fotos y vídeos de otras chicas con las mismas extensiones. Y hablando de la web, esta es muy intuitiva y tiene toda la información necesaria a mano, además de recursos de clientas que han comprado las extensiones de Irresistible Me. Asimismo, de vez en cuanto sacan códigos de descuento de entre 20 y 30%, así que no dudéis en seguirles también en redes, donde suelen compartir muchos peinados e ideas interesantes. Aquí tenéis su Facebook y aquí su Instagram.

En cuanto a mis extensiones, son estas, el color Silky Chocolate Brown #2 de la colección Silky Touch. Yo las quería principalmente para que me aportaran volumen a la vez que algo de largura y por ello elegí las de 18 inches y 200 gramos. En cuanto a la aplicación, esta es muy fácil, pues funciona a base de clips que se adaptan perfectamente a tu propio pelo. Espero que este post os resulte interesante y que también os gusten estas fotos hechas por Kanszei, el fotógrafo con el que estoy trabajando muchísimo últimamente, quedando de ello testigo posts como este o este. Y vosotras, ¿conocíais Irresistible Me? ¿Qué os parecen estas extensiones? ¿Os gustan las fotos?

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

Extensions are so on trend right now. But the truth is that with all the options we have nowadays on the market, we tend to choose the best ones and of course those made of natural hair. I have to admit that I’ve neved tried any type of extensions before these beautiful ones from Irresistible Me. When they offered me this type colab, it intrigued me and I felt the need to try some. Anyhow, I think one of the main factors that made this colab go on was that they told me from the beginning that I should totally express my personal thoughts about them and that I don’t need to feel that preasure that I gotta write at least one good thing about them. Their honesty and genuinity start to make me fall in love with the brand.

And now let’s start the proper review. First of all, I have to say that the customer service is exceptional. If you have any trouble with the lenght, weight, color or any other question they will answer you kindly and quickly. Moreover, the website itself is super handy and the pictures and videos from other girls that have bought the same extensions that those you’re planning to are very useful. I also recoment you to follow them on social media like Facebook or Instagram because they share coupon codes, as well as amazing hairstyle ideas. After choosing my hair extensions, I had to wait. But aw, I have to say that they amazed me with the shipping, it was so fast, something around 3-4 days. The hair extensions come into a little pretty black box where you can find a “sample” of the product you’ve chosen so you can decide if it’s the right color and lenght for you or if you want to return the product. I found this idea very smart, I have to admit. When I finally opened them, they didn’t stop to surprise me: the quality is just insane and the touch is amazing. And well, I couldn’t have chose better the color itself because it’s exactly like my own hair.

I wanted to go for some lenght but mainly volumen so I chose 18 inches and 200 grams of the Silky Chocolate Brown #2 from the Silky Touch colection. You can find mines here. Now I really hope you to find this post interesting and if you’re planning on buying hair extensions, don’t hesitate do go to Irresistible Me and check those out. I also hope you to like these pics that I worked on along Kanszei, a very talented photographer. Did you know Irresistible Me? Do you girls use hair extensions? Did you enjoy the shots we took?

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

@diannetho presentando las extensiones de Irresistible Me y con fotos hechas por @kanszei

Blusa- Blouse: Primark

Falda-Skirt: Stradivarius

Chaqueta-Jacket: Mango

Tacones-Shoes: Zara

Clutch: Suite Blanco

Medias- Tights: Lefties

Pendientes- Earrings: Vintage- Grés Paris Parfums