Castillo Drachenburg

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

¡Primer y deseado post del 2017! Aún no había tenido la oportunidad de desearos un feliz año nuevo por aquí, y es que esta es probablemente la entrada que más me ha costado escribir desde que comencé con el blog. El comienzo del nuevo año ha empezado para mi con muchos trabajos y exámenes pero viéndolo por el lado positivo es que ya he terminado con todo por este semestre, lo que es, sinceramente, una alegría y tranquilidad. Además, junto a estas preciosas fotos del Castillo Drachenburg os quería contar un poco acerca de este precioso lugar situado a las orillas del río Rin. Es por ello que decidí documentarme y leer sobre este lugar de cuento.

Un lugar absolutamente bello, que es capaz de transportarte a otra época, época en la que los lujos (y lujuria, ¿por qué no?) solo se le permitía a los de la alta burguesía y otros miembros pertenecientes a altos cargos. El camino hacia el castillo se puede hacer con un trenecito desde Königswinter, pueblo cercano a Bonn, o andando. Admito que Drachenburg me cautivó tanto que ya fui tres veces desde que vivo aquí y a pensar de solo haber explorado su interior solamente una, el camino hacia el castillo te deja sin aire (y además, literamente, ya que las cuestas que hay para llegar deben tener unos 20º y te dejan asfixiado por muy deportista que tú seas, haha). La cuestión es que solo visitando los alrededores del castillo ya consigues satisfacer la saciedad de lo diferente, de lo innacesible, del gusto por el pasado y también de un aire puro, de montaña. Si consigues pasar por sus puertas, una sensación indescriptible inundará tu cuerpo. O será que yo soy muy rara y los castillos y lo antiguo me vuelven loca. La cuestión es que es imposible que dejes pasar desapercibidos esos cuartos absolutamente impecables, con papel de pared en estampados nunca vistos, con unas cortinas infinitas y con muebles hechos con los mejores y más finos materiales.

Sin duda es un lugar que se queda grabado no solo en tu memoria, sino en tu retina. El castillo es impresionante y las vistas desde su interior son inmejorables: el río, la montaña, la ciudad abajo…Además, Lana y yo fuimos poco antes de Navidad, cuando tenían organizado en los jardines no solo un mercadillo navideño y puestos con comida típica y Glühwein, sino que también su salas estaban llenas de decoración navideña y de diversas piezas de arte hechas por artesanos. Drachenburg está abierto al público casi todo el año, y si bien es cierto que hasta marzo no comienza la temporada de verano, sí que suelen hacer diversas actividades que darán paso al castillo fuera de la temporada normal. Desde mitades de febrero hasta finales de marzo el castillo abrirá los fines de semana y estará magníficamente iluminado, tal como cuando estuvimos nosotras en navidades y como podéis ver en las fotos.

Tampoco quería pasar por alto algunas curiosidades acerca del castillo, pues me parece muy interesante que a pesar de tener un aspecto medieval, el castillo fue construido en el siglo XIX, concretamente en 1882, a cargo del barón Stephan von Sarter, figura y banquero importantísimo de la época, que nació en Bonn pero vivió gran parte de su vida en París. Él mandó construir el castillo y eso se cumplió en tan solo dos años, algo impensable si nos remontáramos al período medieval. Sarter quería hacer del castillo su residencia de verano, pero dicho deseo jamás se cumplió y el castillo nunca llegó a ser una vivienda propiamente dicha. Se pensaron en muchas variantes para las que podría servir y si bien es cierto que había propuestas de ser abierto al público, no fue hasta 1973 que eso se cumplió. A comienzos del siglo XX fue un hotel, pero al no tener demasiado éxito, el lugar fue abandonado, hasta que en1930 (y hasta1940) abrieron allí una escuela católica. En 1942 se convirtió en una escuela de Adolf Hitler, lugar donde se entrenarían a los próximos líderes del país. Sin embargo, con la llegada de la guerra el sitio fue destruido parcialmente, y no fue hasta 1986 que lo declararon como patrimonio. Años más tarde, concretamente en 2003 comenzaron las restauraciones de manera más intensa para, finalmente, ser abierto al público como se nos presenta hoy día en 2010.

Pero quizás una de las grandes preguntas en la historia del Castillo Drachenburg es “¿Y por qué fue construido allí?” Cuenta la leyenda que en la montaña Drachefels (que significa, literalmente, “roca de dragón”) Sigfrido mató a un dragón que vivía en una caverna allí mismo, para luego terminar bañándose en su sangre y convirtiéndose en una persona invulnerable. Además, en la cima de la montaña podemos observar las ruinas de un antiguo edifico, castillo que data desde 1140 y que sirvió para controlar todos aquellos barcos que cruzaban el Rin. Quizás por ello el barón Sarter sintió especial interés por esta ubicación y la vio como la perfecta para su castillo.

En resumen, un lugar que puede tanto llevarte a un cuento de hadas como incluso a un libro de Agatha Christie, diría yo. Un castillo que creo que puede competir perfectamente con el famoso Neuschwanstein, tanto en su belleza interior y exterior, así como también en su paisaje. En cuanto a mi look para la ocasión, decidí ponerme este abrigo tan femenino y con un corte estilo peplum de Rosegal. Además, me encanta que tenga cordón y también hombreras, creo que le dan un toque especial y diría que hasta vintage. Para acompañarlo, un sombrero cool y que además me protegía del frío y una bufanda en colores tierra. Unos vaqueros negros y mis botas comodísimas en color gris han sido todo lo necesario para disfrutar del día en el castillo. No dudéis en echar un vistazo a la web, tienen cosas chulísimas y además, buenas rebajas.

Espero que disfrutéis mucho de las fotos y que todas estas curiosidades os parezcan interesantes. Además, aprovecho para inaugurar una nueva sección en el blog: “Cologne Travel Guide“, un apartado donde iré añadiendo artículos no solo con lugares que visitar en Colonia y sus alrededores, sino también dónde ir a comer y qué otras actividades de ocio se pueden disfrutar en esta magnífica ciudad al oeste de Alemania. Espero con mucho entusiasmo vuestros comentarios acerca del post y de qué os parece la nueva sección. 

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

First post of 2017! Until now I didn’t have the real opportunity to wish you all a Happy New Year here on the blog, so that’s the first thing I wanted to say. Nevertheless I have to admit that this is probably the post that took me longer to edit since I started this blog adventure. That is manly because I didn’t want just to show you some beautiful pictures we took at the Drachenburg Castle, but I also wanted to communicate more through this article. I wanted to share with you my thoughts on this charming place based close to the Rhine river.

Such a beautiful place this castle is, that is capable to remote you to an entirely different era, times when luxury was dedicated only to those from the high bourgeoisie or in other high charges. The way to the castle can be done by a train you can catch in Königswinter, village where the castle is located or you can go by foot (even though I have to say it’s not easy way, the tilting road will cause you a little bit of sweat and soreness). The thing is that even if you decide not to go into the castle, you will be mesmerized by the unsual place, the views and its fresh mountain air. And if you do decide to go in, well, let me tell you that’s a whole other story. I am sure that you will not only love the castle, but you will also be impressed by all the amazing wallpapers, endless curtains and the most delicate yet perfect furniture you will ever see.

I totally asure you that this place will remain in your mind for a long time. My friend Lana and I went just before Christmas time and the thing is that they had a Xmas market in the gardens, with all its traditional food and Glühwein. The rooms inside the castle were also set in a xmasy mood and they were filled with beautiful crafted pieces. Drachenburg is opened to the public almost all year around, but I have to warn you that the next seasons starts only in March. Nevertheless, beginning in mid-February up to the end of March they will open during weekends because of the Lights Festival, and the castle will be as beautiful and full of color as you can see in the pictures below.

I also want to share with you some fun facts about this charming castle. Even though it has a medieval vibe, the castle was actually built in the XIX century. Famous baron Stephan von Sarter wanted a castle as his summer house and even though it was built in only two years, he never managed to move in. Sarter was born in Bonn, but he was doing all his life and business in Paris. Because he didn’t get the chance to live there, the new owners start questioning themselves on what to do with the building, and even though they decided that it would be a good idea to open it for the public people, that didn’t happen until 1973. At the beginning of the XX century, the castle was a hotel but due to its lack of success, they closed it. From 1930 up to 1940, Drachenburg was a catholic school and in 1942 they decided to change it to an Adolf Hitler school, where the next liders of the nation would be educated. But because of the II World War, that didn’t stay like that for long and some parts of the castles were even destroyed. In 1986, the public administrations from North Rhein-Westfalia decided that is was heritage and the restaurations start years later, to finish them in 2010 and give access to the public up to nowadays.

To sum up, Drachenburg is a must-to-go if you are in Cologne and surroundings. I would say it can make you go back to past, to a fairytale or even to an Agatha Christie book. Drachenburg is a castle that I totally believe could compete with Neuschwanstein, not only because its beauty but also because of the views. For the trip I decided to wear my new Rosegal coat, a super feminine one, in a green color with a soft peplum shape and beautiful shoulders. I paired it with a black had, a huge scarf, just a simple pair os black jeans and my comfy grey booties. Don’t hesitate to check out Rosegal’s website, they have beautiful pieces and right now they have great sales also. You can find my coat here.

I hope you to enjoy this pictures and to find all this fun facts interesting. Moreover, I want to share with you that a new section has just been opened on the blog: Cologne Travel Guide. This will be a little guide shaped as articles with recommendations on what to do or where to eat here in Cologne. I think this could be very interesting for you in case you are wandering around. I am looking forward to read your comments and let me please know what do you think also about this new section.

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

@diannetho en el Castillo Drachenburg, en Königswinter, cerca de Colonia, Alemania

 

¿Qué ver en Maastricht, Países Bajos?

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

Hacía tiempo que no os contaba las últimas novedades por aquí, pero si me seguís en Instagram sabréis que no he parado últimamente entre clases, explorar los alrededores y hacer escapadas de un día a ciudades cercanas. Ese fue el casi de Maastricht hace cosa de un mes, una preciosa ciudad holandesa cercana a la frontera con Alemania. Así que empezamos con el post de hoy: ¿Qué ver en Maastricht, Países Bajos?

Antes de contaros los sitios más top de la ciudad, os hago saber la mejor manera de llegar desde Colonia. Nosotros fuimos en un tren regional hasta Aachen, el cual tardó poco más de una hora. Al llegar a la estación central y salir, a mano izquierda hay una parada de autobuses donde cada hora pasa uno que va directamente a Holanda. El precio es de 8,5€ ida y vuelta y el trayecto dura aproximadamente otra hora porque va pasando por encantadores pueblos holandeses y va parando muy a menudo. Una vez llegados a Maastricht, pasear por sus calles ya nos permite respirar un aire diferente y culto. A pesar de no ser una ciudad grande, tiene mucho que ver: La plaza del Mercado (donde también está el edificio del Ayuntamiento) es un lugar imprescindible al que ir. Además, allí mismo está el lugar donde venden las famosas patatas fritas holandesas. El lugar se llama Reitz y es considerado el mejor de la ciudad por su especialidad local: una salsa de carne de caballo con pequeños trozos de cebolla. Nosotros decidimos probarlo y he de decir que se me hizo un poco pesado, aunque delicioso.

La Basílica de St. Servatius, la Basílica de Nuestra Señora (Onze Lieve Vrouwebasiliken), la Notre Dame Etoile de la Mer y el Vrijtof son otros lugares cercanos que hay que visitar. Otro de los puntos más curiosos de la ciudad de Maastricht es la Selexyz Maastricht, una catedral convertida en librería. El lugar es increíble y tiene muchísimo encanto porque además de libros y cosas de papelería tiene una cafetería en la zona de lo que fue el altar. Sin duda una manera muy inteligente de reutilizar una iglesia. La Stokstraat es solo una de sus numerosas calles llenas de tiendas y de cafeterías, además de algunas especiales que solo venden gofres (que además huelen a kilómetros de distancia).  Y hablando de cosas dulces, un lugar totalmente recomendable para merendar es Piece of Cake, una cafetería adorable con unas tartas  y cafés deliciosos.

Espero que disfrutéis mucho de las fotos y que os dejen con ganas de descubrir Maastrich. Si, por el contrario, lo conocéis, hacedme saber cuales han sido los lugares que más os han gustado. Quedo pues a la espera de vuestros comentarios. 

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

@diannetho con un post de ¿qué ver en Maastricht, Países Bajos? Tips y lugares top

Castillo de Hunyad

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

Los que me seguís en redes sociales no solo sabéis que ya llevo poco más de un mes viviendo en Colonia, Alemania, sino  también que este verano tuve la oportunidad de volver a Rumanía y visitar algunos de sus lugares más emblemáticos, como el Castillo de Hunyad (en rumano, Castelul Corvinilor) y la carretera de Transfagarasean, considerada una de las carreteras más peligrosas y a la vez más bellas del mundo. Es por ello que antes de empezar a compartir con vosotros fotos de mis viajes por tierras alemanas y holandesas, quiero enseñaros estas maravillosas fotos de la tierra de Drácula. Hace poco os enseñaba por aquí o aquí otras fotos de Rumanía de cuando fui como parte de un proyecto europeo. Espero dejaros con el gusanillo de visitar este país, pues es rico en belleza natural, en monumentos, en historia y en una gastronomía deliciosa, además de tener a gente hospitalaria y muy amigable.

En cuanto a mi estancia en Colonia, parece ser que todo se va asentando poco a poco. Ya llevo algunas semanas de clases y si bien es cierto que hay momentos en los que me siento un tanto perdida por tener todas las clases en alemán, creo que es una oportunidad a aprovechar al máximo. Creo que solo de este modo podré aprender el idioma de la manera más correcta y rápida posible, aunque de una manera un tanto forzada, digamos. Asimismo, estoy tratando de aprovechar esta etapa como una de aprendizaje en campos más allá del idioma y la cultura del lugar, pues solo conociendo personas que vienen de diferentes puntos del mundo puedo ver nuevas perspectivas e ideas. Charlar e intercambiar experiencias, vivencias y filosofías con gente que viene de medios diferentes a los nuestros nos proporcionará un crecimiento alucinante.

Me encantaría saber qué pensáis de esto y si alguna vez habéis tenido alguna experiencia similar. Si al viajar habéis dado un cambio en vuestra perspectiva del mundo o si, por el contrario, os ha hecho tener aún más confianza en vuestras ideas y visiones. Estoy deseando leer vuestros comentarios y también espero con ganas el feedback de estas fotos de Rumanía. ¿Os llama la atención el país? ¿Conocíais estos lugares?

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

@diannetho en el Castillo de Hunyad y en Transfagarasean, Rumanía

La Esfinge de Bucegi

Tercera y última entrada de mi viaje a Rumanía en el marco del proyecto europeo Ready, Steady, Go! Esta vez os enseño una pequeña excursión que hicimos cinco de los participantes, y es que una tarde que se nos quedó libre por terminar todas las actividades, decidimos coger un coche e ir a la Esfinge de Bucegi. Se trata de una formación rocosa con forma de esfinge, como su propio nombre indica. Lo curioso de este lugar es que se ha formado debido al viento y a la lluvia, sin intervención por parte del ser humano. Pero no solo la Esfinge es lo que nos decidió emprender el viaje, sino todo ese entorno increíble de montaña y las ganas de hacer un poco de senderismo a casi dos mil metro de altura. Para visitar el complejo de la Esfinge y otras formaciones rocosas con diseños curiosos, hay dos opciones: la primera es coger el teleférico desde Busteni, pueblo del que os he hablado aquí. Es la opción más cómoda pero quizás también la más costosa, aunque seguro que merece la pena por las vistas tan increíbles que proporcionan. La otra opción es ir en coche, rodeando la montaña y haciendo un camino de casi una hora. Sin embargo, la carretera es increíble y los paisajes te dejan sin habla. El aire puro, las montañas, los ríos, las flores y hasta la nieve; todos esos elementos hacen que el camino en coche se haga muy ameno y placentero. Sin embargo, no se puede llegar en coche hasta arriba. Llega un punto tope donde hay que dejarlo aparcado y andar aproximadamente media hora-cuarenta minutos. El camino no es del todo fácil, hay cuesta muy empinadas pero os aseguro que a cada paso que deis os sentiréis más felices. Mientras subes y subes y subes, empiezas a sentirte como el dueño de la montaña, el dueño de esas vistas espectaculares y comienzas a sentirte afortunado por estar en un lugar así. Llegar a la cima es el premio final. Un lugar que deja a cualquiera sin habla. Nosotros quisimos quedarnos para ver el atardecer, pero teníamos que bajar porque la cena nos esperaba en la pensión. Si vais en coche y tenéis la oportunidad de quedaros hasta el atardecer, hacedlo y me lo agradecéis luego, haha.

Espero que disfrutéis de estas fotografías y que os entre el gusanillo de visitar las montañas de Bucegi, en plenos Cárpatos. Y sino, pues al menos que os entren ganas de salir a patearos la montaña que más cerca os quede. La montaña no os necesita, pero vosotros a ella sí. Quedo a la espera de vuestros comentarios con mucho entusiasmo.

Thanks Aleksandra (@balinskaa) for the shots.

@diannetho visitando la Esfinge de Bucegi, en los Cárpatos rumanos

@diannetho visitando la Esfinge de Bucegi, en los Cárpatos rumanos

@diannetho visitando la Esfinge de Bucegi, en los Cárpatos rumanos

@diannetho visitando la Esfinge de Bucegi, en los Cárpatos rumanos

@diannetho visitando la Esfinge de Bucegi, en los Cárpatos rumanos

@diannetho visitando la Esfinge de Bucegi, en los Cárpatos rumanos

@diannetho visitando la Esfinge de Bucegi, en los Cárpatos rumanos

@diannetho visitando la Esfinge de Bucegi, en los Cárpatos rumanos

_dsc2456

Castillo de Drácula

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

Comenzamos semana y con ella vengo yo cargada de nuevas entradas y muuuuchas fotos. Este verano he andado de un lado para otro, he hecho algunos viajes y ya en mi penúltima entrada os comenzaba a hablar de Bucarest y Busteni, viaje que hice en el marco de un proyecto europeo. Siguiendo en la misma línea, hoy quiero compartir con vosotros mi visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y una ruta de senderismo que hicimos por los Cárpatos.

La excursión que hicimos a dos de los castillos más famosos de Rumanía fue el mismo día y lo cierto es que nos dio para mucho. A primera hora de la mañana estábamos nosotros en las puertas del Castillo Peles, castillo considerado como uno de los más bonitos de toda Europa. Es precisamente por eso por lo que se recomienda ir lo antes posible, pues así podréis ser de los primeros. Se forman colas enormes, pues se hacen grupos para visitas guiadas, cosa que, a su vez, hace que la visita se disfrute mucho más, pues además de la explicación que recibimos de cada sala, podemos detenernos más para apreciar los detalles increíbles de sus habitaciones. El precio de la entrada es insignificante, casi gratuito y es un castillo que merece la pena sin dudarlo un segundo. No dejan tomar fotos en su interior, pero, por si os pica la curiosidad antes de ir, sí que hay algo de material en internet.

Después del castillo Peles visitamos Brasov, ciudad de estilo medieval en un entorno de montaña espectacular. Es una ciudad encantadora a la que se le debería dedicar mínimo un día, pero nosotros no dispusimos de ello. Luego nos dirijimos al castillo de Bran, también conocido como el castillo de Drácula debido a la leyenda creada por el autor Bram Stoker en torno a Vlad Tepes (ya os había hablado de este personaje aquí, en mi visita a Sighisoara, su ciudad natal). Un castillo no tan impresionante como el anterior, sino todo lo contrario, algo sencillo pero muy grande y localizado en un lugar estratégico.

Otro día de nuestro proyecto Ready, Steady, Go! fuimos a visitar el pueblo de Busteni y acabamos haciendo senderismo. Subimos hasta una cascada en plenos Cárpatos y quiero compartir con vosotros unas fotos. También quisiera destacar que es la primera vez que hago tal cosa en falda y admito que es una de las maneras más cómodas de hacer senderismo. ¿Quién ha dicho que no se puede ir en falda y zapatillas de deporte a subir montañas? ¿Lo habéis probado alguna vez?

Espero que disfrutéis de las fotos de hoy y que os entren muchas ganas de visitar dichos castillos, hehe. Estoy deseando leer vuestros comentarios para saber qué os han parecido los lugares o si habéis tenido la oportunidad de visitarlos ya. 

Thanks Aleksandra (@balinskaa), Dace and Ionut for for some of the shots.

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos

@diannetho de viaje en Rumanía. Visita al Castillo de Drácula, al Castillo Peles y de senderismo por los Cárpatos