Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

Hi sweeties!

Los que me seguís en las redes sabéis que este verano he estado en un mini viaje a Portugal. Fueron pocos días pero intentamos exprimirlos al máximo y enriquecernos del país vecino que es tan rico en tradiciones, comida deliciosa y lugares encantadores. A continuación pasaré a contaros nuestras andaduras y cuál fue la ruta que hicimos. En las próximas semanas os enseñaré el resto de entradas, así que os espero la semana que viene con fotos de Lisboa. La primera parada era Faro, Portugal. Partimos desde Málaga por la mañana temprano, ya que íbamos en coche. La idea era llegar a Faro sobre la hora de comer, pero en Sevilla hubo muchísimo tráfico y eso nos retrasó. A pesar de que íbamos con ventaja por la hora, ya que al llegar allí podíamos retrasarla, hay que mencionar que los portugueses suelen comer algo más temprano que los españoles, entonces estábamos en las mismas. En cuando llegamos, aparcamos y salimos en busca de un restaurante. Nos paramos en prácticamente el único que aún seguía abierto para el almuerzo, pues ya eran pasadas las cuatro de la tarde. El restaurante se llama Paparazzi y ambos nos tomamos unos espaguetis boloñesa. No era precisamente el tipo de comida que andábamos buscando, pero al final el plato resultó estar bastante rico. Después de eso nos dispusimos a patearnos la ciudad. Faro es una ciudad pequeña y a pesar de ello, es la capital de la región de Algarve desde 1830. Antes de ser declara ciudad, la zona fue gobernada por romanos, visigodos y, más tarde, moros. Después de la independencia de Portugal en 1143, el primer rey de Portugal, Don Alfonso Henriques reconquistó dichos territorios, y desde entonces Faro es considerada una de las ciudades más importantes del sur del país.

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

 Paseamos por el puerto, una zona que está en la Ría Formosa, un parque natural que se extiende por una extensa zona que da al océano Atlántico. Desde el puerto de pueden coger barcos hasta las distintas islas, como puede ser la Ilha da Culatra, Ilha do Farol o Ilha Deserta. Esta última es la más conocida pero no por ella abarrotada de turistas. Nosotros no dispusimos de tiempo suficiente para ir, pero os animamos que lo hagáis si queréis ver una playa preciosa y, como su propio nombre indica, desierta. Es un lugar para relajarse y hay barcos que van y vienen con bastante frecuencia. Eso sí, los horarios los debéis consultar cuando vayáis, pues suelen cambiar a lo largo del año. Sin embargo, el precio suele ser el mismo, unos 10 euros ida y vuelta por persona.

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

Por la noche terminamos cenando en Se7e Pedras, un restaurante que nos habían recomendado mucho y el cual hemos de decir que estuvo delicioso. La comida es bien rica, en precio es medio y la atención es satisfactoria, aunque es cierto que fueron algo lentos. Esperamos bastante para la comida pero, al final, eso sólo hizo que nos la comiéramos con aún más ganas. Hemos leído que los vinos son muy recomendables, aunque nosotros no llegamos a probar ninguno. En cuanto a nuestra pernocta, tiramos de Airbnb. Encontramos el piso de una pareja muy amable y con un precio bastante razonable. Espero que os gusten las fotos y estoy deseando leer vuestros comentarios y saber si alguna vez habéis ido a esta pequeña ciudad portuguesa.

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal

@diannetho de viaje a Faro, Portugal