El poder de las rebajas

¿Qué tendrán en común los meses de julio y febrero? Meses tan lejanos en el espacio temporal, en temperaturas y en estados de ánimo. Estos meses aparentemente tan distantes tienen una cosa en común y eso son las rebajas. Acontecimiento adorado por todos y esperado con tanto entusiasmo como si se tratase de un evento importante en el transcurso de la vida de uno. Las ganas de comprar se apoderan de todos nosotros e incluso desde semanas antes del comienzo de las rebajas empezamos fichando aquellas cosas que queremos encontrar rebajadas con toda nuestra fuerza.

La calle de las tiendas por excelencia en Colonia, Alemania.

Ya sea que se trate de un vestido, una chaqueta, un bolso, un libro o incluso un mueble, uno no puede quedarse indiferente a las rebajas y queriendo o no queriendo, acaba cayendo en la tentación de comprar. La industria de la moda es la que más protagonismo tiene, en eso no cabe duda, pero ¿por qué será? ¿Será que realmente necesitamos todo lo que compramos en rebajas? ¿Será que realmente esas cosas nos hacen falta o es que solamente las compramos porque vemos que han sido rebajadas un 50% y que el stock está bajo y no nos queremos quedar sin esa pieza aparentemente especial?

Al igual que he decidido hacer ese paralelismo de los meses de julio y febrero, meses de rebajas por excelencia, quisiera hacerte reflexionar si acaso las rebajas no son casi como un mercadillo al que meramente acudimos por placer, a veces sin intenciones de adquirir nada y donde acabamos cayendo en la tentación y terminamos trayéndonos a casa mucho más de lo planteado. ¿Acaso en los mercadillos no se trata de eso? ¿De encontrar chollos y de llevártelos inmediatamente a casa porque como te lo pienses más desaparecerán?

Quizás uno de los pocos elementos que diferencian realmente las rebajas de los mercadillos de los sábados son los precios. Y no me refiero a que unos sean más altos que los otros, sino a su flexibilidad. Mientras que la industria de las cosas nuevas nos impone un precio fijo, el cual pueden rebajar más o menos en función de sus criterios y de cómo de rápido quieren deshacerse de la mercancía restante, los mercadillos tienen precios flexibles. Me explico: aunque cada vendedor te comente de primera mano que el precio de este bolso tan precioso de los años 50 es X, lo más seguro es que ese precio pueda ser regateado. Sin embargo, eso no pasa en las grandes tiendas, y solo te queda a ti, como comprador (compulsivo, quizás), decidir si estás dispuesto a pagar el precio etiquetado. La pregunta clave de todo esto es, ¿qué tiene más valor, un bolso de Zara rebajado de 80€ a la mitad o el bolso vintage de 40€ del mercadillo? Eso queda única y exclusivamente a tu criterio.

La aparición del online shopping y el poder que las redes sociales tienen sobre nosotros nos hace ser cada vez más impulsivos y comprar más y más y más. Sin embargo, no debemos de catalogar el hecho de comprar necesariamente como algo negativo o positivo. Comprar es como nosotros queremos que sea. Nosotros como individuos. Está en nuestras manos decidir hasta qué punto nos queremos dejar llevar por las modas o la impulsividad, las tendencias o las etiquetas rojas pegadas encima de las blancas. Eres tú el que decide cómo gastar esos 100€ extra que has ganado este mes: si en unos zapatos, en una nueva mesa para tu salón, en un fin de semana en el campo, en un concierto o incluso en ahorrarlos. Tú eres el dueño de tus decisiones, no los famosos que ves a través de Instagram que muestran sus nuevas adquisiciones o las gigantescas vallas que ves todos los días por la autovía a camino del trabajo. Y a ti, ¿qué te hace feliz?

Entrevista a Valerie Meyer, vendedora de antigüedades

El primer domingo de julio decidí visitar un vez más el Flohmarkt Kölner Südstadt, mercadillo que tiene lugar en la zona sur de la ciudad de Colonia el primer domingo de cada mes. Allí fue donde me encontré a Valerie Meyer, una señora que suponía andaba en sus 70 años, pequeña de estatura pero muy coqueta, con unos rizos rubios, de ojos azules y un maquillaje discreto pero que a la vez hacía destacar sus facciones.

Me acerqué a su pequeño pero ordenado y atractivo stand, atraída por una blazer en un color plateado con lunares azul marinos. Una blazer espectacular, de un corte impecable y con una etiqueta que aclaraba de cierto modo la calidad y diseño de la prenda: Giorgio Armani. Así fue como conocí a Valerie, como potencial compradora que acabó frustrada al ver el tallaje de la blazer y darse cuenta de que no le serviría.

Comenzamos a entablar conversación y acabé pasando con ella más de media hora. No fue difícil entrevistarla, pues la señora Meyer, al parecer, tenía ganas de charla y de hacer nuevos amigos. Le pregunté si no le importaba apuntar en mi pequeño bloc de notas sus respuestas, a lo que me contestó entusiasmada que en absoluto, que esta era su primera entrevista.

En lo que realmente me hubiese gustado escribir las respuestas de la entrevista

Una de las cosas que más curiosidad me creaba era desde cuánto había Valerie comenzado en el mundo de los mercadillos y el por qué. Me contó que comenzó con los mercadillos después de jubilarse, hace 3 años, y que lo hizo como vía de escape de su vida rutinaria y también por la pasión por la moda. La señora Meyer había trabajado muchos años en la industria de la moda, más concretamente en la producción de bolsos. Me confesó que siempre había sido muy fan de la moda y que siempre había sido una mujer coqueta y con gusto por lo elegante. Que en su juventud solía visitar otras ciudades europeas en busca de la mejor moda y de accesorios diferentes para su colección. Sin embargo, ahora, al encontrarse en su vejez, debía deshacerse de cosas de su colección privada. “Me da mucha pena vender algunas de mis prendas y accesorios, ya que llevan enlazados recuerdos preciosos, pero ¿qué otra cosa puedo hacer si solo tengo un hijo varón y él no se interesa por ellas?, me contó Valerie. Le pregunté si a alguna de las prendas o accesorios expuestos le tenía especial cariño, a lo que me contestó con una sonrisa en la cara y los ojos brillantes: “Este bolso negro me lo regaló el hombre del que me enamoré por primera vez, hace muchísimo tiempo. Un noviazgo de adolescente que aún me trae bonitos recuerdos.”

Para seguir en la misma línea, pregunté a la señora Meyer si recuerda algo especial de un comprador en particular, a lo que me contestó que una pareja apasionada de la fotografía y en busca de pequeños tesoros en el mercadillo, no solo le hicieron una compra, sino que le regalaron una pequeña fotografía Polaroid de ella y su stand, para tenerla como recuerdo. Un detalle bonito y que Valerie lo recuerda con mucho cariño.

¿Y alguna anécdota sobre otro comprador?- le pregunté. Tras unos segundos de reflexión, me contestó con ojos llenos de nostalgia: “Una vez una chica me compró nueve broches que tenía a la venta. Me dijo que era coleccionista y que los míos le parecían muy bonitos y originales. Creo que fue el cliente que más cosas se llevó en una sola compra.”

Simulación de lo que se ha llevado la compradora de los nueve broches

Eso me creó un interés acerca de qué tipo de compradores son los que suele tener, pues los mercadillos son frecuentados por muchas personas con gustos variados y necesidades diferentes. En cuanto a los que acuden al stand de la señora Meyer, hay dos perfiles básicos: gente de la misma edad que Valerie, nostálgicos que quieren recordar años pasados a través de los objetos; y aquellas personas jóvenes interesadas en la moda vintage, coleccionistas de ciertos objetos o simplemente curiosos que se sienten atraídos por modelos diferentes a los que ofrecen las grandes tiendas.

Por último, pregunté a Valerie qué compraría ella de otros vendedores, a lo que me respondió sin dudarlo: “¡Libros! Son fuente de conocimiento y en los mercadillos se pueden encontrar verdaderos tesoros. Es más, es algo que suelo comprar habitualmente.”

Ejemplos de libros tesoro que se pueden encontrar en los mercadillos

No quise entretener aún más a la señora Meyer, pues su stand estaba siendo cada vez más concurrido y los curiosos se acercaban con cada vez más frecuencia. Fue un verdadero placer pasar tiempo con Valerie, una señora encantadora. Me alejé preguntándome cuántos vendedores interesantes habrá en los mercadillos de la ciudad y me fui imaginándome historias de años atrás en las que ellos mismos entraban en contacto por primera vez con los objetos que ahora están vendiendo. No pude evitar los sentimientos de nostalgia, romanticismo y alegría al pensaren ello. ¿Cuál sería mi próxima pieza exclusiva? Por lo pronto me iría a casa con un bolso nuevo al que no me pude resistir, de un rojo potente y con unos detalles que lo hacen la pieza exclusiva perfecta. Una pieza con historia. No una de dragones ni princesas, pero sin duda una digna de ser compartida con los demás.

Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

Tras la buena aceptación que tuvo por vuestra parte la entrada donde os hablaba sobre dos de mis cafeterías favoritas en Colonia, hoy os traigo otro artículo similar. Además, también os gustó mi anterior entrada donde compartía con vosotros el best sushi place in town, Sweet Sushi. En esta ocasión quiero compartir con vosotros mi opinión acerca de Yummy! MüslibarAs/If Record Store Café, pero también os quiero animar a que me sigáis en redes, pues ahí publico mucho más a menudo fotos de los nuevos lugares que descubro en la ciudad. Además, incluso podría hacer una entrada en el blog donde cubra una lista de los últimos sitios a los que he ido y qué me han parecido. ¿Cómo lo veis?

Yummy! Müslibar es un local pequeño pero coqueto, con poquitas mesas pero muy bien decorado. Un lugar acogedor, donde te sientes como en la casa de tu mejor amiga. Con opciones dulces y saladas, la carta del local, a pesar de no ser extensa, te llamará tanto la atención que querrás probarlo todo. Sin embargo, debo admitir que lo que más me gustó del lugar ha sido su estética de aires retro, con vajillas y tazas vintage, con una máquina de comer como mesa y el toque especial de las flores frescas. Yummy! Müslibar es un lugar idóneo para pasarte a media mañana o por la tarde, cuando te apetece un café.

En cuanto a As/If Record Store Café, un local de aires vintage pero con una estética totalmente diferente al anterior. Un local más sobrio, con colores más oscuros y sillones de piel que me enamoró por completo nada más entrar. Además, os aseguro que sus tartas tampoco os dejarán indiferentes, ¡están deliciosas! La crunchy de chocolate y cerezas es mi favorita sin duda alguna. Además, este local tiene una sorpresa más y es que en el sótano tienen una tienda con ropa y accesorios vintage de donde hasta me compré un top negro con cuerdas, estilo corsé. Pronto os lo enseñaré en redes, así que estad atentos a mi Instagram.

Espero que disfrutéis del post y que os entren ganas de visitar estos sitios, hehe. Y si os pasáis por Colonia, dejadme un comentario o mensaje y nos podemos conocer tomando un café. 

Yummy! Müslibar

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

EN

After the last time I shared with you a couple of places that I love in Cologne to have a snack and coffee, it seemed that you liked the articles, so here is another part of this Cologne Travel Guide series. Moreover, on my last post I shared with you, besides a look with the trendy military jacket, the best sushi place in town, Sweet Sushi and you seemed to love it. That’s why I also want to encourage you to follow me on social media, because through there I share more cool places from this amazing city.

Yummy! Müslibar is a small but quite charming place. It doesn’t have many places to sit, but I love the decoration and its vibe because it truly makes you feel like you just got to your friends home to have a coffee in a more intimate place. You can choose something salty or sweet from their small but interesting menu that will make you want to try everything. A charming little vintage looking place in the heart of Cologne where you can have a coffee and relax.

As/If Record Store Café is probably one of my favs. Its vintage aesthetic, with a more dark and misterious vibe thank the previous coffee place, As/If is a pretty place with a cozy athmosphere and the best cakes. You have to try the crunchy one covered in chocolate, absolutely delicious! Furthermore, this place has a little surprise for you on the basement and that’s because they have a small shop with vintage clothes and accesories from where I ended up buying a croped velvet top that I hope to share with you soon, so stay tunned on my Instagram.

Hope you to like the post and also, don’t hesitate to write me a comment or a message if you ever come to Cologne, maybe we can meet and have a coffee together. 

As/If Record Store Café

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

@diannetho de viaje por COlonia, Alemania: Yummy! Müslibar & As/If Record Store Café

¿Cómo combinar una chaqueta de estilo militar?

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

Entre entradas de viajes y estilo de vida, me apetecía mucho compartir con vosotros un look. En este caso os doy una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar y es que esta primavera este estilo de chaquetas me van vuelto loca. Llevo buscándolas años peor siempre estaban a precios desorbitados y difíciles de conseguir pero gracias a que esta tendencia se ha vuelto top esta temporada, podemos encontrar chaquetas de estilo militar en muchos lados. Hacía un tiempo os enseñaba en mi Instagram una en un color verde oliva y hoy quiero compartir con vosotros esta en un color mucho menos usual, roja. Nada más verla, me enamoró por completo y al instante conseguí imaginarme multitud de opciones para combinarla.

En esta ocasión, hacía un día de sol, así que decidí combinarla de una manera más casual pero sin dejar de ser chic. Un vestido con cuadrados blancos y azules, un bolso vintage muy del estilo Dolce&Gabbana y unas Converse hicieron de este look uno perfecto para salir con Samu a comer sushi y dar un paseo por el centro de Colonia. Tras el paseo y el haber recibido como regalo unas rosas preciosas, nos encontramos con Lana y acabamos la noche probando patatas fritas con diferentes toppings. Si estáis por Colonia, las fotos os han dejado la boca agua y os interesan los restaurantes, el de sushi se llaman Sweet Sushi y el de las patatas se llama Fritten Werk. Ambos están en el centro de la ciudad, cerca de tiendas, boutiques, librerías y otros locales para comer.

En cuanto a otras ideas para combinar la chaqueta, la podríamos utilizar perfectamente para un entorno de oficina, a modo de blazer. También la veo adecuada para salir por la noche, combinada con un vestido negro largo y unos taconazos. Este tipo de chaquetas tienen tantas posibilidades que espero poder compartir pronto más ideas con vosotros aquí en el blog. Pero por ahora contadme, ¿qué os ha parecido el look? ¿Cómo combinaríais vosotros una chaqueta militar?

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

Chaqueta verde de Instagram en color azul aquí y otra similar en verde aquí

Chaqueta roja aquí– Bershka

Vestido aquí– H&M

Bolso parecido aquí– Zara

Converse All Star aquí

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

Between all these trips and lifestyle posts, today I wanted to share with you a look. I thought that it would be a nice idea to show you how I styled this beautiful militar style jacket. I have been a big fan of this type of jackets but the truth is that they were nor affordable or easy to get. The good this is that now this trend is on top, so there are many options out there from where we can choose our favourite. Few weeks ago I shared with you on Instagram a look with an olive green one and many of you liked it. Just after that I found out this not so typical one, in a bright red colour and I couldn’t resist. I saw it and inmediatly I figured in my mind many ways on how to wear it, so I decided to get it.

In this case, I mixed the jacket with a white and blue dress, a vintage bag that to me could perfectly be a Dolce&Gabbana one and a pair of Converse. Perfect look to have a walk in town with Samu and visit out new favourite sushi spot: Sweet Sushi. Afterwards, we had a walk and then I received these beautiful white roses of which I am still in love because they are on the desk just besides me. Later on we met with Lana and after watching some street performances we ended up at Fritten Werk, a place where you can try fries with different kind of toppings. You can find both restaurants in the city center, among shops, boutiques, book shops and other restaurants.

More ideas on how to wear this jacket could be with an office look, just as a blazer, but more outstanding and fashionable. I can also see this military jacket worn with a long black dress on a night out, don’t you think so? I would love to share with you more ideas on how to style it, so please let me know what do you think about these pictures and the look itself. How do you style your military jacket?

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

Green jacket here in dark blue and here a similar one- C&A

Red jacket here– Bershka

Dress here– H&M

Similar bag here– Zara

Converse All Star here

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

@diannetho dando una idea de cómo combinar una chaqueta de estilo militar roja + ideas de restaurantes en Colonia, Alemania

Sea Life Oberhausen

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

Antes de indagar en la entrada de hoy quería daros las gracias por los comentarios del anterior post y también por estar ahí en el día a día a través de mi Instagram, ¡sois un amor!

Hoy os quiero hablar de mi visita al Sea Life Oberhausen, aquí, en Alemania. Oberhausen es una pequeña ciudad al norte de Colonia, conocida principalmente por su enorme centro comercial llamado CentrO, siendo este el mayor de centro-Europa, pues tiene más de 200 tiendas, restaurantes, cines, un teatro y el Sea Life, el cual visitamos nosotros.

Mini excursión de un día desde Colonia fue la opción que decidimos entre unos cuantos amigos y bueno, más que el Sea Life en sí, a mi me apetecía salir y desconectar, ver algo nuevo y visitar un lugar donde no había estado. Admito que los Sea Lifes no me impresionan demasiado, pues ya había estado en el de Benalmádena, Málaga y no me había causado mucho furor. Aún así, quisiera compartir estas fotos con vosotros, pues me parecen bonitas, naturales y en las cuales podéis ver una otra opción de actividades que hacer si estáis de visita o vivís por la zona de Colonia o Düsseldorf. Espero que os gusten las fotos y contadme si ya habéis visitado alguno de los centros Sea Life.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

Before starting properly with this post I want to thank you all for the sweet comments on my previous blog post and also for being so loyal on my social media, specially Instagram.

Today I want to share with you a little trip some friends and I did to Sea Life Oberhausen. Oberhausen is a small city north Cologne and it is mainly known for its big shopping center called CentrO. More than 200 shops, restaurants, a cinema, a theater and other active activities spots are settled there, making this center the biggest shopping one in central Europe. We decided to go and visit their Sea Life.

For the day trip I decided to get a cute yet very comfortable look. I have to admit that Sea Life is not something that gets me too excited and I say so because a couple of years ago I visited the one in Benalmádena, Málaga. Anyways, I think is a nice activity to do if you live in the surroundings of Cologne or Düsseldorf, so maybe this post can give you an idea on what to do on an unplanned weekend. I hope you to enjoy the pictures and let me know if you ever been to one of the Sea Life centers.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.

@diannetho en Sea Life Oberhausen, en CentrO, el mayor centro comercial de centro Europa con un look cómodo y femenino.