Tanger, Marruecos (Marocco)

Hi sweeties!

Hoy quiero compartir con vosotros algunas fotos que hice en Marruecos. Fui allí de visita, pero sólo estuvimos 2 días. Sin embargo, pateamos muchísimo sus calles y conseguimos captar un poco de la esencia de la cultura. Fue una experiencia curiosa. Os dejo con las fotos y os iré contando detallitos, poco a poco…

Después de salir de nuestro hotel, empezamos a subir las calles empinadas de la ciudad, que estaban llenísimas de pequeños comerciantes. El olor a sus especias, la cantidad de productos nuevos, el modo de venta, todo en su conjunto te cautiva y te quedas embobando mirando cómo es el día a día de la gente de allí. Cuando llegamos arriba dimos con una plaza, en medio de la cual había cantidad de banderas. Era imposible contarlas de tantas que habían. Un pequeño parquecito donde la gente rezaba, meditaba o simplemente descansaba un poco.

Al adentrarnos por la Medina, el centro antiguo de la ciudad, por sus calles angostas y labirínticas, dimos con una pequeña mezquita. Nos dejaron entrar un poco y tomar un par de fotos, aunque no pudimos pisar su interior, propiamente dicho.

A medida que callejeábamos dimos con una pastelería típica de allí y no nos pudimos resistir. Tuvimos que entrar y llevarnos uno dulcecito de cada tipo que habían expuestos en una vitrina (que por cierto estaba llenísima de abejas, otra cosa que impacta un poco). La mayoría de ellos tienen almendras, ya sean en polvo, troceadas, o enteras. Unos sabores muy peculiares pero riquísimos.

Y por último, os cuento una cosa que a mi parecer es super curiosa. Lo que vienen siendo semáforos, señales de tráfico y cosas similares, allí básicamente no existen. Algo sí que hay, pero ya por el paseo marítimo y en la zona que se ve así un poco más rica, digamos. Lo curioso es que aunque no haya reglas propiamente dichas, allí la gente pasa por donde le da la gana, ya sean peatones, coches, motos o lo que sea. Todos cruzan por el medio de la calle sin más, entrecruzándose con otros y cortándoles el camino. Sin embargo, nadie se choca, no hay ni un accidente y parece que hay muchísima orden entre tanto desorden…

Por último os enseño las fotos desde el ferry, cuando ya dejamos Tanger atrás para volver a Tarifa y luego a nuestra querida ciudad, Málaga. 

Espero que os hayan gustado las fotos y no os perdáis el próximo post, que traigo fotos muy bonitas.
Un beso enorme
Dianne Tho